Lineas energéticas

Ciencia y arte de sanación milenaria

El Masaje Tailandés, conocido también como Yoga Thai, utiliza técnicas de estiramiento pasivo, y presiones sobre cadenas musculares de forma sistemática, con el fin de causar una respuesta curativa desde el interior de nuestro cuerpo-mente. Dichas presiones se aplican sobre puntos de acupresión que están situados a lo largo de las 10 líneas centrales de energía, llamados SEN SIB. Su propósito es terapéutico, ya que su premisa básica es que las enfermedades o “síntomas” en la salud, son causados por bloqueos en el flujo de la energía vital. Por medio de este masaje se re – establece dicho flujo natural, equilibrando y ajustando el cuerpo donde se encuentre exceso de energía o carencia de esta misma. Activando músculos y articulaciones en una perfecta autoregulación, como también darle la bienvenida al cuerpo para entrar en un relajo y conexión profunda con su propio ser.

Beneficios

La teoría filosófica del masaje tailandés es muy similar al masaje ayurvédico. El cual se basa en la fuerza vital que recorren los canales energéticos y la creencia de que el bienestar de la persona depende 100% del buen funcionamiento de esta fuerza; también llamada “Prana” quiere decir “el viento de la vida” o "Lom Pran" en Thai. Una obstrucción dentro del caudal del prana puede causar malestar o enfermedad en una persona. Como el sen sib es el principio fundamental, esta necesita estar en continuo equilibrio. Su premisa básica es que las enfermedades o problemas de salud se vean aliviados, siendo una excelente opción para apaciguar o prevenir futuros síntomas, ya que genera una completa limpieza interna, desde la claridad mental hacia el estado físico, pasando por el campo emocional y energético. Sus beneficios son múltiples, por enumerar algunos:

Físicamente

Thai massage

Mente y espíritu

Valora esta nota
5/5